Brazaletes de la amistad en zig zag

Brazaletes de la amistad en zig-zag

5 Octubre, 2013
2983 Views

Brazaletes de la amistad en zig zag

Los brazaletes de la amistad en zig-zag son una de las pulseras DIY más habituales, de hecho, son las típicas pulseras de hilo que hacíamos de niñas (y que ahora quizá tengamos ya un poco olvidadas).

Hace unos días vimos cómo hacer brazaletes de la amistad con corazones, pero hoy repasaremos el diseño más clásico: en zig-zag. Se trata de pulseras llenas de color…¡y muy fáciles de hacer!

¿Quieres ver el tutorial?

En el blog de Honestly…WTF puedes encontrar un montón de fotos e información sobre el paso a paso para hacer estos brazaletes de la amistad en zig-zag. Todo lo que necesitas para hacerlos es hilo de bordar de diferentes colores.

Corta dos hebras de cada color, de unos 60 cm de largo cada una. Después haz un nudo con todas las hebras (al menos 10, de 5 colores diferentes), dejando por lo menos 5 centímetros de holgura. Puedes pegar los extremos a alguna superficie plana, para que te sea más fácil trabajar con los hilos.

Ordena todos los colores modo espejo, de forma que el color que esté en un extremo también lo esté en el otro, que el segundo sea el penúltimo, y que los dos del centro queden juntos.

Comienza por coger la hebra más exterior, y haz un nudo hacia delante con forma de 4, pasándolo por debajo y por encima del segundo color, tal y como vemos en la foto. Tira para apretar.

Hacer brazaletes de la amistad

Repite exactamente el mismo nudo y pasa al siguiente hilo (que ahora está en el extremo) para volver a hacer un nudo doble con forma de 4. Repite el proceso hasta que el color que primero estuvo en el extremo haya llegado al medio.

Entonces inicia el trenzado del otro conjunto de hilos, comenzando por el del extremo a la derecha Haz un 4 al revés y anuda con el color anterior y sigue el tutorial de antes (pero yendo al revés) hasta que el color del extremo vuelva a tocarse con otro igual en el centro. Anuda esos dos hilos. ¡Ya tenemos la primera fila de nuestro brazalete de la amistad!

Después repite, comenzando con el color que ahora ocupa el lugar del extremo. Y así sucesivamente hasta terminar con un nudo toda la pulsera.

En realidad, el proceso es muy mecánico y repetitivo, y resulta más lioso de explicar sobre el papel (o la pantalla. mejor dicho) que de hacer. Se trata de brazaletes de la amistad básicos, pero que quedarán genial como regalito para una amiga o, simplemente, para añadir color a nuestros looks de otoño.

Como periodista de tendencias he aprendido que lo que nunca pasa de moda es el estilo propio, por eso me encantan los proyectos para customizar ropa y accesorios. Además del universo DIY me gusta la decoración, leer, y cuando se puede, recorrer el mundo.

Leave A Comment